Científicos encuentran "la partícula de Dios"

0
964

 

la-particula-de-dios

 

Con este descubrimiento, realizado por una gran comunidad de científicos, se podría explicar cómo se formaron las estrellas, planetas, e incluso, la vida humana.

 

La comunidad científica está de fiesta: dios les ha hablado. Claro, es una metáfora que alude al descubrimiento, que en la madrugada de este 4 de julio, se hizo público a nivel mundial: el hallazgo del “bosón de Higgs”, también conocido como “la partícula de dios”.


 

Se trata de una partícula subatómica –infinitamente pequeña– que podría ser la pista que hacía falta para entender cómo se formó el universo. Su nombre de “bosón de Higgs, es en alusión al científico británico Peter Higgs, que junto con otros 6 científicos, vislumbró la partícula desde 1964.

 

“Puedo confirmar que se ha descubierto una partícula que es consistente con la teoría del bosón de Higgs”, dijo en Londres John Womersley, consejero delegado del Consejo de Instalaciones de Ciencia y Tecnología del Reino Unido.

 

El hecho tiene gran relevancia en la comunidad científica no sólo por el conocimiento que arroja, sino también porque involucró a cientos de científicos de todo el mundo, en especial europeos, que trabajaron en este proyecto en el Centro Europeo de Investigaciones Nucleares (CERN), en Suiza.

 

Por ello, aunque Womersley no confirmó abiertamente que la nueva partícula encontrada sea exactamente la “partícula de Dios”, la audiencia ante la cual se presentaron los resultados no dudo en mostrarse eufórica.

 

El anuncio fue hecho este miércoles 4 de julio, en Melbourne, Australia, y fue transmitido por teleconferencia a su sede en Suiza.

 

Entre los asistentes en Ginebra estaba el mismo Peter Higgs, quien se dice, no pudo contener las lágrimas de emoción al escuchar los resultados de las investigaciones.

 

¿Qué es la partícula de dios?

Hasta ahora, la partícula es un elemento meramente teórico, de ahí, que la comunidad científica se haya dado a la tarea de buscarla. De comprobar su existencia al 100%, se podrán encontrar pistas para explicar cómo se agruparon las partículas para formar estrellas, planetas, la vida humana en la tierra e incluso, la formación de universos paralelos.

 

Por ello se le bautizó como “partícula de dios”: si dios fue quien creó el universo, su secreto está a punto de ser descubierto.

 

Y es que esta partícula es la última pieza que falta de una investigación mayor: el Modelo Estándar, que describe la construcción fundamental del universo.

 

“Este modelo es el equivalente físico de la teoría de la evolución para la biología y podría ser el descubrimiento más importante en la materia desde que se comprobó la teoría del Big Bang de hace 13,700 millones de años”, dicen los científicos.

 

Lo que no saben aún, es si la partícula que han descubierto es el “bosón de Higgs” tal y como se describe en el Modelo Estándar, o si es una variante, o si se trata de una partícula subatómica completamente nueva. Desde el punto de visto científico, todas las posibilidades son emocionantes.

 

 

acelerador-de-particulas-LHC

 

¿Por qué buscar esta partícula?

Los científicos creen que en el primer billonésimo segundo, tras el Big Bang, el universo era una gran sopa de partículas avanzando en distintas direcciones a la velocidad de la luz, sin ninguna masa apreciable. Fue a través de su interacción con un campo de energía –bautizado como el campo de Higgs– como ganaron masa y, con el tiempo, formaron el universo.

 

El campo de Higgs es un campo de energía teórico e invisible que invade todo el cosmos. Algunas partículas, como los fotones que componen la luz, no se ven afectadas por él y por lo tanto no tienen masa. A otras las cubre, produciendo un efecto similar al de los cereales reunidos en una cuchara.

 

Imaginen a un artista famoso (sería el equivalente a la partícula) caminando por la calle con un séquito de periodistas (serían el campo de Higgs) que le rodean. Una persona normal en la misma calle (un fotón) no recibiría ninguna atención de los periodistas y seguiría su camino. La partícula de Higgs sería el rastro que deja el campo (en la metáfora de este ejemplo, serían los reportajes de los reporteros sobre dicho artistas, que quedarían para la memoria). Justo es lo que se busca: “los reportajes” que dejó el universo para explicarmos lo que pasó hace miles de años.

 

La idea de la “partícula de Higgs”, propuesta en 1964, se empezó a investigar hasta 1980 en el colisionador de partículas Tevatron del Fermilab, cerca de Chicago (que ya no existe), y después, en una máquina similar en el CERN. La investigación se intensificó a partir de 2010, cuando se puso en marcha el Gran Colisionador de Hadrones del centro europeo. Son 2 los equipos que han buscado la “partícula de dios” en el CERN: el Atlas y CMS, quienes deberán de combrobar ahora, la validez de la partícula que se acaba de encontrar. Los resultados presentados se basan en los datos recogidos en 2011 y 2012 a través de un Gran Coalisionador de Hadrones (LHC), un equipo bautizado como “Máquina del Big Bang”.

 
 

CERN

 

Fuente : [El financiero]

 


 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here