Marinero reporta encuentro entre OVNI y submarino de EE.UU

0
2177
Un marinero ha reportado un interesante caso OVNI, que presuntamente ha sido clasificado por la Marina de EE.UU
Un marinero ha reportado un interesante caso OVNI, que presuntamente ha sido clasificado por la Marina de EE.UU

Este testimonio, revelado, supuestamente, por un marinero de EE.UU es de gran importancia, pues se contarían con decenas de testigos directos, e involucraría a la Marina estadounidense, y uno más de sus encubrimientos en torno a la actividad OVNI.

Un marinero reportó un avistamiento OVNI ocurrido el 24 de octubre 1989, mientras servía en la Marina de Estados Unidos.

Submarino nuclear

 

Aquí el testimonio:

Extraído de: UFO Casebook

 

Yo estaba de guardia en el submarino nuclear USS Memphis (SSN-698), Puerto Base – Titusville, Florida (Cabo Cañaveral).

Nuestra misión era parte de las “misiones especiales”, lo que significa que somos responsables de la protección del programa espacial de Estados Unidos mediante la realización de patrullas marítimas cuando el transbordador estaba en su plataforma de lanzamiento.

El 24 y el 25 de octubre de 1989, mi submarino estaba a 250 kilometros de la costa de Florida y se trasladaba aochocientos (800) metros de profundidad, cuando se vio enfrentado con problemas relacionados con la electrónica a bordo.

Habìamos perdido el control de los tanques, los sistemas de navegaciòn estaban perdidos y el sistema de comunicación totalmente inutilizable.

En ese momento procuramos entender lo que estaba sucediendo. Las luces indicaban que la zona del reactor estaba funcionando mal, lo que representaba una seria amenaza para nuestra seguridad. Por lo tanto, el capitán ordenó dejar de usar el reactor, salir a la superficie y navegar utilizando el diesel.

Cuando estuvimos en la superficie, me uní a mi estación de monitoreo en el casco de la nave. Mientras el submarino sufría, naturalmente, problemas electrónicos y también dificultades con los componentes mecánicos, como los motores diesel, estufas y turbinas.

Estaba lloviendo y el cielo estaba rojo, muy parecido al neón.

De repente vi a nuestro babor (es el lado izquierdo en el sentido de la marcha) un enorme ovni en forma de “V” invertida. Mi supervisor me dijo que me quedara donde estaba y fui a llamar al capitán. Un minuto después, el capitán salió de la torre y de inmediato me consultó como calcular la distancia entre el láser y el OVNI (es decir entre el OVNI uy nosotros).

El laser determinó que el punto más cercano del OVNI al puerto era de doscientos metros, y el más lejano ¡un kilometro! El OVNI se presentó con un ángulo de cuarenta y cinco grados con relación al submarino. Por lo tanto, este enorme OVNI medía ochocientos pies.

Hizo un medio círculo alrededor de nosotros. El sistema de comunicación y las instalaciones de la sonda fallaban permanente. Cuando el OVNI, “bañado” en una luz roja, voló sobre nosotros, pude ver que la lluvia seguía cayendo por debajo de él.

Cuando el OVNI estaba volando sobre el mar, el agua subió hasta un pie debajo de él. Cuando el OVNI se fue, el cielo se puso aún más rojo y nuestra máquina se fue en menos de quince segundos, a una velocidad increíble.

Después de que el OVNI se fue, todo volvió a la normalidad, a excepción de la radio y el sonar. Después de hacer una revisión rápida de los sistemas, el capitán dio la orden de poner en funcionamiento el reactor y reanudar la misión. También convocó a dos suboficiales, el segundo al mando y yo en custodia local y nos recomendaron no decirle a nadie lo que habíamos visto, hasta que pudimos hablar con el Comandante en Jefe de Flota Submarinos del Atlántico.

Volvimos a nuestra base siete horas más tarde y luego todo fue puesto bajo protección personal.

Dos soldados y yo afirmamos, por mutuo acuerdo, que habíamos visto un verdadero OVNI. Como yo era el que había sido capaz de medir la distancia láser a lsa que se encontraba cuando nos pasó, tuve datos fiables, no sólo parciales.

Tras ser retenido durante tres horas, un oficial de la Fuerza Aérea llegó y nos explicó que lo que vimos fueron los restos de un satélite meteorológico que habían explotado. Un disparate total para nosotros.

Posteriormente, la Armada dio nuevas asignaciones a la casi totalidad de la tripulación, incluido el capitán y comandante. Para estos últimos, que fueron separados, lo que nunca sucede, excepto para la promoción o mandamiento nuevo de uno de ellos, y que no fue el caso aquí. Así que se rompió un equipo que había trabajado juntos durante 4 años, esto es lamentable.

Yo estaba viendo un show esta noche en la televisión y fue ello lo que me dio el coraje para dar este testimonio de lo experimenté.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here