Luego de 7 meses de inactividad, ¡Philae ha llamado a casa!

La sonda Rosetta recibió señales del módulo robótico que en noviembre pasado se quedó sin baterías en algún lugar del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko.

0
1055
Este primer plano del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko muestra la región en la que el módulo de aterrizaje Philae probablemente se encuentra. El punto brillante podría ser el módulo de aterrizaje en sí o simplemente una característica de la superficie del cometa, dicen los científicos de la misión.
Este primer plano del cometa 67P / Churyumov-Gerasimenko muestra la región en la que el módulo de aterrizaje Philae probablemente se encuentra. El punto brillante podría ser el módulo de aterrizaje en sí o simplemente una característica de la superficie del cometa, dicen los científicos de la misión. Crédito: ESA

BERLIN – El módulo de aterrizaje del cometa Philae ha despertado de una hibernación de siete meses y logró comunicarse con la Tierra durante más de un minuto, informó hoy domingo la Agencia Espacial Europea (ESA).

La sonda se convirtió en la primera nave espacial en aterrizar en un cometa cuando aterrizó en la superficie helada de 67P / Churyumov-Gerasimenko en noviembre. Tras su histórico aterrizaje Philae logró realizar experimentos y enviar datos a la Tierra durante aproximadamente 60 horas antes de que sus baterías se agotaron y se vieron obligados a cerrar sus sistemas.

Philae.
Philae.

 

Los científicos esperaban que la sonda se despertara de nuevo cuando el cometa se acerca al sol, permitiendo que sus paneles solares alimenten la batería a bordo.

El Centro Aeroespacial Alemán, DLR, que opera a Philae, dijo que se reanudó la comunicación el día sábado 13 de junio (2015) a las 10:28 (2028 GMT; 16:28 EDT), tras el envío de unos 300 paquetes de datos a la Tierra a través de su nave nodriza Rosetta, que se encuentra en la órbita del cometa.

“Philae lo está haciendo muy bien”, dijo el director del proyecto de DLR Stephan Ulamec, y agregó: “La sonda está lista para las operaciones.”

Ulamec dijo que la investigación de Philae parece haber estado activa durante algún tiempo antes de que llamara a Tierra, porque algunos de los paquetes recibidos contenían datos históricos.

Philae cuenta con más de 8.000 paquetes de datos que siguen almacenados en su memoria, y que los científicos esperan recibir cuando la sonda se comunique con la Tierra. Los datos contenidos en el mismo pueden ayudar a determinar dónde exactamente Philae ha aterrizado.

La ubicación exacta de la sonda ha sido un misterio, aunque los científicos han reducido su probable ubicación basada en imágenes y otras mediciones recibidas de Philae y Rosetta.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here