¿Está muriendo la Ufología? ¿Por qué la investigación seria no es tan notoria?

 

¿Está muriendo la Ufología? ¿Por qué la investigación seria no es tan notoria?

[td_text_with_title title=”¿Está muriendo la Ufología? ¿Por qué la investigación seria no es tan notoria?” el_position=”last”]

“¿Está la Ufología desapareciendo? Es la pregunta que me hago al apreciar en lo que se ha convertido: una nueva forma de comercio, un comercio imperceptible para los compradores, y muy beneficioso para los proveedores.”

Mis primeros recuerdos acerca de la Ufología fueron adquiridos en los años ochenta, y comprenden muchos contactos del primer tipo y alguno que otro del tercer tipo, difundidos principalmente por revistas no especializadas en el tema, y más bien inclinadas al lado sensacionalista y tratado o estudiado de forma empírica. Treinta años después, me doy cuenta que la vertiente predominante en la Ufología continúa siendo la misma, lamentablemente.

Aunque hoy en día contemos con más casos de avistamientos OVNI y con muchas más evidencias – esto debería ser una ventaja -, pero no lo es. Los casos que se presentan no se investigan y estudian como realmente se debería hacer, e inclusive muchos “ufólogos”, viejos y jóvenes, se lanzan a dar veredictos finales sin antes analizar las evidencias, entrevistar detalladamente a los testigos o realizar una, al menos, pequeña investigación del caso. Estas acciones, que noto se dan muy a menudo en la comunidad ufológica, restan punto a la ya alicaída reputación de la investigación OVNI.

Desde hace ya muchos años, grupos de señores de saco y corbata vienen reuniéndose en rimbombantes conferencias con fines de lucro, se trata de los más renombrados mundialmente “ufólogos”, “investigadores” y “cazadores de OVNIs”, agrupados para informar a un público con hambre de OVNIs, noticias repetitivas, y ninguna solución aparente. Por desgracia estos simposios tienen como nuevo objetivo el vender entradas y entretener al público.

¿Está la Ufología desapareciendo? Es la pregunta que me hago al apreciar en lo que se ha convertido: una nueva forma de comercio, un comercio imperceptible para los compradores, y muy beneficioso para los proveedores.

Sin embargo la investigación seria y verdadera aún perdura, y creo que nunca desaparecerá. Hoy en día muchas mentes nuevas se están dedicando a investigar este tema, de la manera en que realmente se debería hacer. A estas personas con novedosas e interesantes ideas no van a encontrarlas en conferencias porque no atraen público, no los encontrarán en la TV porque no traen consigo informaciones sensacionalistas que eleven el rating televisivo, y tampoco se podrán encontrar sitios web o documentación que les pertenezca (si no se sabe buscar), pues muchos de ellos se dedican mayormente al trabajo de campo o técnico. Yo puedo dar fe de esto, pues soy testigo de que muchas de estas personas ahora mismo están trabajando en encontrar evidencia e investigar diversos casos importantes acontecidos.

Muchas actuales e innovadoras investigaciones en el campo de los fenómenos aeroanómalos han dado como resultados que muchos avistamientos, de los que hasta hace poco creíamos que eran OVNIs, no lo son, sin embargo un sector de la comunidad se niega a aceptarlo, simplemente porque se les acabaría la fuente del dinero.

Tal es el caso del Dr. Jorge Heraud, físico del Instituto de Radioastronomía de la Pontificia Universidad Católica del Perú (INRAS), y que ha investigado las luces que preceden a un sismo, y ha llegado a la conclusión de que esta podría ser una manera de predecir terremotos. (ver noticia) Esta es solo una de las muchas investigaciones que explican de manera lógica muchos casos OVNI hasta ayer inexplicables. Con esto se reconfirma lo que se ya se sabía con anterioridad: no todos los casos OVNI presentados son realmente OVNIs; con una buena investigación y análisis podemos descartar muchos de ellos del listado de inexplicables, y quedarnos con los que realmente vale la pena estudiar. Lamentablemente se pierde mucho tiempo valioso en tratar de hallar respuesta a casos que a simple vista – algunas veces – se nota que son falsos.

 
 

Como el astrónomo Chris Rutkowski dijo: hay una “Ufología subterránea” trabajando duro y de manera oculta. Bajo la superficie, hay una discusión buena y reflexiva que necesita ser descubierta”.

Como sugiere Rutkowski, hay todo un mundo oculto de estudio con los OVNIs, pero que muy rara vez llega a la etapa de sucesos OVNI, o en los platós de las empresas de producción y las redes que producen programación popular OVNI. Usted no va a leer sobre ella en libros y revistas populares que atienden a los rumores, teorías de la conspiración y leyendas urbanas que han formulado en torno a los OVNIs en los últimos decenios, aunque usted podría leer acerca de algunos de ellos en revistas de ciencia, si tiene el acceso adecuado, y sabe dónde buscar. Lo mismo puede decirse de la información publicada gratuitamente en línea: una gran parte del proceso de búsqueda de una buena información es simplemente saber dónde buscar y, a veces, tener acceso a ella.

Si es que la Ufología oculta y que da buenos resultados, debe permanecer oculta, que así sea entonces. El estudio serio de los OVNIs siempre va a ser criticado, simplemente porque los detractores no se informan de manera correcta, dejándose llevar por programas de TV sensacionalistas, y también porque los reales investigadores caen continuamente en el juego de la provocación, y se alejan del verdadero sentido de esta materia: Estudiar, analizar, investigar casos; tratar de encontrar respuestas o pistas claves que nos lleven directa o indirectamente a encontrar evidencia que sustente la posibilidad de existencia de vida extraterrestre inteligente o no compleja.

  [/td_text_with_title]