Cassini muestra nuevos mapas de lunas de Saturno

0
1447
Mapa de Mimas, satélite de Saturno. Tomado por Cassini.
Mapa de Mimas, satélite de Saturno. Tomado por Cassini. Crédito: NASA

Utilizando los datos recogidos durante un período de diez años, la nave espacial Cassini de la NASA ha creado nuevos mapas de seis grandes lunas heladas de Saturno.

Casi inmediatamente después de que la nave espacial Voyager de la NASA hizo sus breves visitas a Saturno a principios de 1980, los científicos quedaron con ganas de más. El Voyager les había ofrecido sólo un breve vistazo de una familia de nuevos mundos – las lunas heladas de Saturno – y los investigadores estaban ansiosos por pasar más tiempo entre esos nuevos escenarios.

El sucesor de los Voyagers en Saturno, la nave espacial Cassini de la NASA, ha pasado los últimos 10 años recopilando imágenes y otros datos a medida que ha recorrido el planeta anillado, y su familia de satélites. Nuevos mapas a color, producidos a partir de este tesoro de datos, muestran que Cassini ha cumplido esencialmente uno de lso múltiples objetivos de la misión: producir mapas globales de seis grandes lunas heladas de Saturno.

Estas son las grandes lunas de Saturno, excluyendo Titán por estar cubierto de neblina, conocidas antes del inicio de la era espacial: Mimas, Encélado, Tetis, Dione, Rea y Japeto. Aparte de una brecha en la región polar norte de Encelado (para ser llenado en el próximo año), y algunas áreas de Japeto, este objetivo está ahora más o menos completo.

La imagen superior fue tomada por Voyager y la imagen de fondo por Cassini. Este mapa de Encelado muestra cómo 10 años han cambiado nuestra visión de las lunas de Saturno.
La imagen superior fue tomada por Voyager y la imagen de fondo por Cassini. Este mapa de Encelado muestra cómo 10 años han cambiado nuestra visión de las lunas de Saturno. Crédito: NASA

 

Los nuevos mapas son los mejores mapas globales, de color de estas lunas, obtenidos hasta la fecha, y los primeros en mostrar variaciones de brillo naturales y de alta resolución de color juntos. Los colores en los mapas representan una gama más amplia de la visión humana, que se extiende ligeramente hacia longitudes de onda infrarrojas y ultravioletas. Las diferencias de color a través de las superficies de las lunas que son sutiles en las vistas de colores naturales se vuelven mucho más fáciles de estudiar en estos colores mejorados.

Mejoradas vistas de color de la Cassini han producido varios descubrimientos importantes sobre las lunas heladas. Los más evidentes son las diferencias en el color y el brillo entre los dos hemisferios del Tetis, Dione y Rea. Los colores rojizos oscuros en hemisferios que se arrastran de las lunas se deben a la alteración por partículas cargadas y radiación en la magnetósfera de Saturno. A excepción de Mimas y Japeto, los hemisferios líderes más suaves de estas lunas – es decir, los lados que siempre ven hacia el frente como las lunas orbitan Saturno – están todos cubiertos de polvo helado provenientes del anillo E de Saturno, formado a partir de pequeñas partículas en erupción desde el polo sur de Encelado.

Encelado muestra una variedad de características de colores. Parte del gas y el polvo que se ventila en el espacio de las grandes fracturas cerca al sur, pinta Encelado con una capa fresca. Los tonos de amarillo y magenta en el mapa de color de Cassini se cree que es debido a diferencias en el espesor de estos depósitos. Muchas de las fracturas más recientemente formadas en Encelado, las que están cerca del polo sur, en particular, tienen una firma ultravioleta fuerte, que aparece azulada en estos mapas. Su color puede ser debido al hielo de grano grande expuesta en la superficie, no muy diferente del hielo azul visto en algunos lugares en el Ártico de la Tierra.

Los nuevos mapas fueron producidos por Paul Schenk, un científico que participó con el equipo de imágenes de Cassini en el Instituto Lunar y Planetario en Houston.

La misión Cassini-Huygens es un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Italiana. El Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) en Pasadena, California, dirige la misión Cassini y Voyager para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. Las dos naves espaciales Voyager y el orbitador Cassini, junto con sus dos cámaras de a bordo fueron diseñadas, desarrolladas y ensambladas en el JPL. El equipo de imagen de Cassini se compone de científicos de Estados Unidos, Inglaterra, Francia y Alemania. El equipo de imagen tiene su base en el Space Science Institute, Boulder, Colorado.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here